domingo, 29 de julio de 2007

El retorno de las vacaciones en Finlandia

Bueno, tras nuestro periodo vacacional de 2 semanas por Finlandia, ayer volvimos a la dura y cruda realidad, y mañana toca de nuevo ir a trabajar. Finlandia es un país especial para los amantes del deporte en la naturaleza con un 68% de bosques y 180.000 lagos: trecking, bici, canoa, pesca, ski en invierno... pero no es un país de grandes monumentos como lo pueda ser Italia, Francia...

Cosas curiosas de Finlandia: hay niños por todos los lados (parece que todas las familias tienen 3 ó 4 hijos rubitos), el precio de la comida en restaurantes es como en algunas ciudades de España (excepto por el vino), los carteles de carretera de "cuidado renos" tienen más sentido en el norte y realmente hay que ir con ojo porque van a sus anchas, Papá Noel sabe un montón de idiomas y además tiene montado un buen negocio en su aldea, efectivamente en el norte no hay noche en verano (a ver cuando descubren en Finlandia el uso de las persianas), y por último, los mosquitos son unos auténticos hijos de p... (yo no sé si no estoy inmunizado o qué, pero una picada suya me dura 3 días).

Os dejo la foto del panorama que nos encontramos cuando fuimos al aeropuerto de Ivalo para nuestro regreso a casa...

2 comentarios:

Yoyano dijo...

¿Con lo de hijos de p querías decir que los mosquitos son unos auténticos hijos de puta?

muermi king dijo...

Totalmente. Lo que pasa es que no quiero que censuren el blog y por eso no puse lo de "hijos de la grandisima puta". De hecho, todavía tengo picadas que me están dando por culo... y ya han pasado 4 días.