martes, 30 de enero de 2007

SPA para gatos

Alguien tiene una brillante idea: "¿Verdad que a todos nos apetecería ir a un SPA a relajaros? Pues si tengo una mascota y quiero lo mejor para ella ¿qué mejor invento que un SPA para mascotas?".
Entonces llega el día de la demostración y para ello escoges a una mascota a la que le encante bañarse, como por ejemplo un gato. Y ya tienes la diversión asegurada viendo como ese pobre animal intenta desesperadamente buscar una salida. Seguro que a ese gato no lo convences de nuevo para meterse en el SPA, creo que antes te arranca los ojos de un zarpazo.

2 comentarios:

ChupiMuermi dijo...

POBRE BICHO !!!

KE JOPUTAS !!!

YO, DEL GATO, ME CAGARIA TODOS LOS DIAS EN LA COMIDA DEL PUTO AMO !!!

(¿SE PUEDEN DECIR TACOS?, JEJEJE)

muermi king dijo...

Yo no lo que no sé es cómo su amo puede dormir por las noches... y no por el remordimiento, sino por la venganza del gato, que debe ser terrible...