sábado, 18 de diciembre de 2010

¿Te puedes curar del SIDA?

Pues la verdad es que yo pensaba que todavía no, pero el otro día leyendo Gizmodo me encontré con la sorprendente noticia de que ya había pasado.Como me pareció una noticia muy esperanzadora lo comenté con un amigo que es una eminencia en todos los temas relacionados con investigaciones de este tipo y me hizo un resumen bastante aclaratorio, usando una terminología de lo más aceptable para aquellos que somos profanos en la materia. Así pues, con tu permiso Carlos, lo pongo aquí por si a alguien le pudiera interesar:

"Me sorprende que salga ahora esta noticia. El trabajo se publicó en febrero del 2009, en una revista que se llama The New England Journal of Medicine. Es de un grupo alemán de Berlín. Cogieron a un paciente que tenía leukemia mieloide, y lo transplantaron con células procedentes de un donante. O sea, células madre hematopoieticas adultas, no embrionarias. Hasta aquí nada nuevo, ya que es lo que se hace normalmente, o sea, el transplante de médula ósea. Primero matas a las del paciente, y luego las sustituyes con las del donante. El virus HIV necesita, entre otras cosas, unirse a un receptor celular llamado CCR5 en los glóbulos blancos que infecta. Sin este receptor celular, el virus es incapaz de reconocer a la célula y no puede infectar. El virus HIV es muy selectivo, y sólo infecta a un tipo de glóbulos blancos, pero como forman parte de nuestras defensas, que están muy organizadas, cuando un eslabón se pierde debido a la infección, se derrumba todo, y ya no es efectivo.

Bueno, pues de forma natural hay gente que tiene una pequeña mutación en este receptor. Esta pequeña modificación hace que el HIV no pueda interaccionar con esta variante del CCR5, y así no puede infectar células. O sea, que hay gente por ahí que son resistentes al HIV. No es tampoco nada nuevo, ya se sabía. Cerca de 1%, si mal no recuerdo. Pero hay otra gente que tiene el receptor normal y tampoco se infecta. O sea, que hay otros mecanismos que aun no se conocen bien.

De todas formas, lo que han hecho es coger médula ósea de uno de estos individuos resistentes, con el CCR5 mutado, y transplantarla en esta persona que tenía leucemia y HIV. Y parece ser que después de mas de un año, no hay presencia del virus en su sangre.

Fue una noticia esperanzadora, ya que abre puertas a otro tipo de terapia, y al uso de células madre para tratar el SIDA. Tal y como lo hicieron es inviable para la mayoría, ya que es un tratamiento muy agresivo (matan las células de la sangre), pero se pueden hacer otro tipo de cosas que no son tan agresivas."


No hay comentarios: