martes, 15 de mayo de 2007

Cara de pillo

¿Qué hay más feo que mentirle a una madre? Es algo muy feo, y además tienes pocas posibilidades de salir victorioso porque las madres tienen un sexto sentido para detectar las mentiras, aunque disimulen. Lo que está claro es que algunas madres lo tienen más fácil que otras para descubrir esas mentirijillas. ¿Quién se ha bebido la fanta naranja?

¿Cómo regañarle con esa carita?

No hay comentarios: